Contacto  Twitter Facebook 

Son cólicos, pero renales.

EspozLos cólicos renales son poco conocidos como tal, en la población total se calcula que entre un 10% y un 15% ha sufrido un cólico renal alguna vez.

 

Los cólicos renales se presentan con síntomas tales como dolor lumbar y abdominal muy intenso de manera unilateral, comienza de forma aguda y viene acompañada de inquietud, vómitos, nauseas, distensión abdominal, sudoración y una urgente necesidad de orinar e incluso pueden presentarse restos de sangre en la orina. Este dolor puede propagarse a zonas abdominales o a la ingle del lado afectado y durar entre 15 minutos y 5 días dependiendo de la gravedad.

Pero ¿por qué se produce esta dolencia?. El cólico renal se genera cuando un cálculo intenta pasar por la vía urinaria, trasladándose desde el riñón hacia la vejiga a través del uréter. Los cálculos urinarios pueden producirse por un exceso de calcio en la orina, que al no poder mantenerse disuelto se transforma en cristales.

El tratamiento de los cólicos y cálculos dependen del tamaño de la piedra que se necesita expulsar, si es menor de 5mm de diámetro se expulsará solo en un promedio de 3 días, de lo contrario es necesario otros procedimientos médicos.

Para tratar este tipo de dolencia se recomienda beber cerca de tres litros de agua diarios para que los restos de los cálculos puedan ser eliminados por la orina.