Contacto  Twitter Facebook 

Tu piel sufre más en invierno

A menudo pensamos en el cuidado de la piel en verano: los filtros solares, after sun, humectantes varios, pero todo eso disminuye considerablemente cuando llega el invierno y es ahí donde cometemos el primer error, la piel en Invierno requiere igual o mayor cuidado.

 

El frío puede provocar ciertos trastornos en la piel, sobre todo a personas con la piel sensible. Dentro estos problemas se encuentra la cuperosis o “rojeces”, que afecta los pequeños capilares subcutáneos de la piel al cambiar de temperatura bruscamente del calor al frío. Esta dilatación en exceso da lugar a una especie de hilillos rojos en las mejillas principalmente.

Otro de los problemas comunes son los sabañones, estos son inflamaciones que aparecen bajo la piel enrojeciendo el área que casi siempre es en manos, dedos y orejas, se da por la excesiva exposición al frío y a la humedad.

Si seguimos sumando uno de los problemas mas comunes es la “xerosis” que consiste en una resequedad excesiva de la piel ya que los lípidos de la piel disminuyen y queda mas expuesta a los factores climáticos, presentando a menudo sensación de piel tirante, descamación y pérdida de flexibilidad.

Todo esto es controlable, sólo debemos ser mas cuidadosos con la exposición de nuestra piel a temperaturas extremas y cambiantes. También es muy bueno ayudar con la aplicación de cremas humectantes mas potentes y quizás con algún principio vasoprotector, las cuales puede encontrar en su farmacia Espoz.